21 marzo, 2010

La playa de las saneris

Me complace escuchar la historia del tipo ese S el ermitaño. Ese que paso dos años en una "casa" en en una isla.
Siempre le pido a D que me cuente de la cueva en la que el flaco rezaba, su templo. Como pasaba 3 dias en el hueco metido en la montañana, húmedo y oscuro adornado por él mismo, sin comer.
Cuando me oprime el pecho le insisto para que me hable de cuando S escuchaba a la sirena los dias de lluvia y de que los inviernos pasaba tardes enteras sentado en la unica silla, apoyado en la unica mesa mirando la unica y mejor ventana, tomando vino y vino y vino (el peor)y fumando rag.
Y aunque parezca idiota sigo llorando en el final, en la parte del tiro, del miedo, de la fetidez, de las lombrices, de la vieja que ve y vuelve a dormir.
Ahora intento dormir, pero esta ventana no me deja. Su luz es incandescente.
Las botellas de vino invaden el cuarto.

Ey D no puedo dormir... ¿me contas la historia del tipo ese que paso 2 años en la isla?

1 comentario:

flash back tour dijo...

botellazo desde la popular o al mar